Cervezas internacionales

Alemania, Bélgica, Estados Unidos, Irlanda, Inglaterra... Viajar por el inmenso universo de la cerveza internacional significa teletransportarse a complejos sabores cuyos orígenes son casi identitarios. Baviera sabe a trigo, en Irlanda se degustan las fuertes Porter y en Bélgica mandan las ale de abadía. Beber una buena birra también es hacer las maletas.  

Cerveza Orval En 1931, se fundó la cervecería de Orval para sufragar parte de los gastos de la...
Cerveza belga de trigo, avena y cebada | Bosteels Descubre la cerveza Tripel Karmeliet, una joya de la...
Kwak, una cerveza a carruaje Como en muchas cosas, Napoleón influyó en esta historia. Una historia de ejércitos, caballos...
La cerveza de trigo alemana más antigua La Weihenstephan Hefe Weiss es una cerveza alemana de trigo, producida...
Un clásico belga, la cerveza del elefante rosa Delirium Tremens es una cerveza de gran calidad y sabor...
Gulden Draak Classic La joya de la corona Van Steenberge, la cerveza del dragón¡¡ Estilo Belgian Strong Ale...
La cerveza de los gnomos Chouffe signfica Gnomo, y esta cerveza dorada se ha ganado a los amantes...
Weihenstephan Vitus En el caso de una Weizenbock (bock de trigo), como es esta delicia, se usa una...
Cerveza Samuel Smith Imperial Stout: la auténtica cerveza Stout inglesa Esta Imperial Stout es todo un clásico a...
St. Bernardus Abt 12 Considerada como una de las mejores cervezas del mundo y la obra maestra de...
Westmalle Tripel Durante la II Guerra Mundial el novicio, Thomas Sas, elaboró una cerveza de 9,5% de alcohol...
Trappistes Rochefort 10 Si eres un amante de la cerveza, no puedes dejar de probar la Trappistes Rochefort...
€2,73 €2,73
€2,65 €2,65
€2,75 €2,75
€2,29 €2,29
€3,01 €3,01
€2,82 €2,82
€2,54 €2,54
€2,53 €2,53
€3,22 €3,22
€3,11 €3,11
€2,94 €2,94
€4,07 €4,07
Spinner


Los principales países productores de cerveza

Cualquier amante del lúpulo que se precie sabe sin dudar cuáles son los países con mayor tradición cervecera. Cada uno con sus estilos y tradiciones, hay siglos y siglos tras esta alquimia en varios puntos de Europa y a lo largo de Estados Unidos. Estos son los principales países cerveceros: 

  • Alemania. La cuna de la cerveza lager y de trigo, uno de los lugares de mayor consumo: 131 litros por persona al año. El consumo de cerveza allí data del siglo XVI a.c. Por aquel entonces las tribus ya se refrescaban gracias a la birra y el hidromiel. ¡Casi nada!
  • República Checa. La tierra con mayor consumo de cerveza per cápita del mundo. Fueron los checos los creadores de los mayores emblemas lager del mundo: la Pils y la pale lager. Hay en funcionamiento más de 400 microcervecerías. 
  • Bélgica. Los belgas ya bebían cerveza en la época de las cruzadas, allá por el siglo XII, aunque no fue hasta el XVIII cuando empezó a ser elaborada por religiosos. El gran referente de la alta fermentación a través de sus más de 180 cervecerías a pesar de su pequeño tamaño. Con más de un millar de creaciones originales, las grandes referentes son las privilegiadas trapistas (un total de seis), las que mantienen la esencia de la cerveza de abadía. También destacan las Saison, aquellas creadas a raíz de la actividad agrícola en granja, las Amber (tostadas) y el peculiar estilo de las Lambic flamencas. 

  • Escocia. Su tradición cervecera suma más de 5.000 años. Hablamos del neolítico cuando las tribus celtas elaboraban una “bebida potente”. No es la bebida que entendemos como a día de hoy, claro, pero podría decirse que fue su antecesora. Allí reinan las cervezas oscuras y de fuerte carácter como las  Scottish Ale y las Scotch Ale.
  • Irlanda. Tierra de la cerveza y el whisky. Algunos documentos datan el consumo de cerveza en Irlanda en el año 1.000 a.c. De hecho, el emperador romano Juliano afirmó que olía “a cabrito” al no usar lúpulo (por las mismas razones que Escocia) y predominar el aroma a cebada. Su estilo referente es, sin duda, la Stout: una cerveza negra ale que nace en 1666, en la época del reinado de Carlos II. Cabe destacar también el estilo Irish Red Ale en la región de los tréboles y duendes. 
  • Inglaterra. La región más versátil en cuanto a estilos del Reino Unido. También cuenta con una tradición de cientos de años, sobre todo gracias a la cerveza fraguada antaño en los propios pubs de las localidades después de que la cerveza perdiese su unión con la elaboración religiosa en el siglo XVI. Bitter, mild ale, brown ale, Porter… Colores y estilos para todos los gustos, aunque principalmente de alta fermentación. Y su joya de la corona, tan de moda ahora entre los artesanos: la IPA
  • Estados Unidos. El país de las barras y estrellas es también el de la cerveza artesanal. Si bien es cierto que las reglas de los principales estilos cerveceros ya estaban establecidas, los yankees han sabido darle un toque diferente a las recetas tradicionales. Antes de la llegada de Colón en 1492 ya cocinaban la ‘chicha’ a base de maíz, similar a la cerveza. Y ahora son más de tres décadas apostando por la craft beer y más de 3.000 fábricas a lo largo del país.

¿Cuál es el origen de los principales tipos de cerveza

Los estilos de birra varían considerablemente entre países. Desde las lager alemanas hasta las ale clásicas belgas. Rubias, tostadas, rojas, IPA… Viajar por el mundo es adentrarse en cientos de estilos cerveceros. Repasamos los más importantes por regiones. 

Alemania. En las tierras alemanas dominan las cervezas lager, las de baja fermentación, frescas y fáciles de tomar. Desde rubias como las Pilsener, pasando por las Märzen hasta llegar a las oscuras Bock. El reino lo comparten con las de trigo bávaras, estas ya de fermentación alta, con mayor cuerpo y regusto amargo. Sin olvidar la cerveza ahumada (Rauchbier) y las cervezas sin filtrar (Kellerbier). 

República Checa. Su estandarte también son las lager. De hecho, fue en el pueblo de Pilsen donde se cocinó por primera vez la lager rubia por excelencia, la Pilsener. La receta fue todo un acto de rebeldía ante las cervezas de escasa calidad que asolaban el país. Y de ahí se las pale lager se han convertido en un estilo de cerveza rubia referente a nivel mundial. 

Bélgica. En las abadías belgas se fraguan las mejores cervezas ale. La magia de la alta fermentación tiene nombre propio a través de las Double y Triple. Son los dos grandes estilos, por cierto, que elaboran los seis monasterios con el privilegiado sello trapense que garantiza la esencia centenaria de estas recetas. No hay que olvidar tampoco las sabrosas Saison, principalmente elaboradas con trigo. Son aquellas gestadas en torno a la actividad agraria en granjas, cuyos trabajadores refrescaban el gaznate con aquella birra elaborada con su propia recolección. Por último, mención para las Lambic y su regusto ácido, tan típicas de Flandes, así como para las las Amber y cervezas rojas, con un sabor afrutado muy peculiar si se comparan con sus hermanas irlandesas y escocesas.  

Escocia. Allí se consumen principalmente  cervezas oscuras y con un marcado sabor maltoso. Las Scotch y Scottish Ale reinan entre los bebedores de cerveza escoceses, quienes se decantan por un estilo de densa espuma y poco carbonatado. El sabor de las birras escocesas suele ser dulce, con un ligero regusto amargo. El lúpulo es casi inexistente, ya que antaño era casi imposible que la planta creciese en tierras con una climatología tan adversa. 

Irlanda. Hablar de Irlanda es hacerlo de las Stouts. Este estilo de cerveza negra ale es su gran referente. Y si estandarte, la Guiness. Posiblemente, la cerveza más conocida en el mundo. Con las Stout estamos ante unas cervezas sin prácticamente carbonatación y una densa espuma en la que priman los sabores maltosos y torrefactos. El lúpulo es casi inexistente. No es el único estilo que triunfa allí. Hay otro, las Irish Red Ale, más fáciles de tomar y con un sabor más neutro, aunque también con un toque maltoso y sin apenas presencia de lúpulo. 

Inglaterra. No hay falta de estilos en la vieja Inglaterra. Desde las bitter, una variación inglesa de las Pale Ale, hasta las oscuras Porter, una cerveza negra ale contundente, con sabores maltosos y torrefactos, aunque algo menos amargas que las Stout irlandesas. Tampoco sería justo olvidarse de las mild ale, así llaman allí a las cervezas jóvenes, y las tostadas inglesas: las Brown Ale. Y la joya de la corona, las IPA, en boca de todos en la actualidad. Sobre todo, en el mundo de la craft beer. Las Indian Pale Ale han conquistado a los cerveceros de todo el mundo gracias a su amargor y recuerdos frutales que provienen del empleo del lúpulo durante el cocinado. Su uso y alta graduación responden a la necesidad de ampliar el tiempo de vida útil de la cerveza para evitar que se estropease o contaminase de bacterias en los viajes desde Reino Unido a las colonias británicas en la India. 

Estados Unidos. Con las reglas del juego ya escritas, los americanos han apostado por darle un estilo personal a las recetas que los europeos importaron en su día del Viejo Continente. Son cervezas con sabores más marcados que sus antecesores, enfatizando sus particularidades. Cuna de la craft beer, es fácil ya ver asentadas en el mercado American Pale Ale, American Brown Ale, American Hazy IPA, American Lager… Un referente de cómo mantener tradición e innovación para las microcerveceras de todo el mundo

¿En qué país se produce más cerveza?

No va a extrañar la respuesta. Alemania produjo en 2019, según el estudio de Statista, ni más ni menos que 91, 6 millones de hectolitros de cerveza. La segunda posición, eso sí, es curiosa. La ocupa Polonia, con 4,4 millones; mientras que cierra el podio… ¡España! Con 39,5 millones. Hay que tener en cuenta que países de renombre cervecero como Bélgica, República Checa o las regiones de Reino Unido son de un tamaño pequeño y, por tanto, la producción no es tan grande como en estados de mayor envergadura.

Las marcas de cerveza internacionales más importantes

Alemania: Weihenstephan, Schlenkerla, Hofbräu, Clausthaler, Schneider Weisse, Lowenbrau, Franziskaner, Ayinger Bräuweisse y Spaten

Bélgica: Chimay, Orval, Westmalle, Rochefort, Achel y Westvleteren. Hay que aclarar que son decenas las cerveceras que podrían destacarse por su calidad y tradición, aunque nos hemos limitado a citar a las emblemáticas cervezas trapenses. 

Irlanda: Guinness, Porterhouse y Murphys. 

Inglaterra: Shepherd Neame, Samuel Smith, BrewDog, Robinsons, Newcastle y Oakham Ales

Estados Unidos: Budweiser, Flying Dog, Sierra Nevada, Spencer, Stone Brewing y Anchor.  

República Checa: Urquell y Budejovicky Budvar

Comprar cervezas internacionales

Desde hace muchas décadas en los países anglosajones es muy común probar las cervezas del mundo y son comunes las tiendas con miles de referencias. Aquí no tenemos tan desarrollada la costumbre de hacer ese viaje cervecero por los sabores del mundo. Ahora empieza a cambiar y conocer marcas y estilos no comunes aquí empieza a ser más habitual. En escerveza, además de las marcas internacionales más conocidas intentamos traerte las últimas tendencias. Si lo que quieres es viajar país por país aquí tienes el listado de los más representativos si quieres verlas agrupadas.

¿Cuál es la cerveza más vendida en el mundo?

Este ranking sí que va a impresionar. Tradición y fama no siempre va ligado al volumen de ventas. Esta premisa se cumple con la cerveza. Alucina con el resultado de esta top list: 

  1. Snow (China): acapara el 5,4% del mercado mundial
  2. Tsingtao (China)
  3. Bud Light: la hermana pequeña de la Budweiser
  4. Budweiser
  5. Skol (Brasil)
  6. Yanjing (China)
  7. Heineken
  8. Harbin (China)
  9. Brahma (Brasil)
  10. Coors Light (Canadá)