Achel

Como la gran mayoría de casas belgas, longevas por antonomasia, su nacimiento se remonta a 1648 cuando unos monjes holandeses montan la capilla de Achel en el pueblo Hamont-Achel para 20 años después transformarla en Abadía Trapense

Dentro de sus más de 300 años de historia, merece destacar que gracias a la ayuda de los monjes de Westmalle (otra casa Trapense), Achel ha logrado sobrevivir a dos destrucciones, la primera durante la Revolución francesa, y la segunda durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial. Tras estos dos incidentes, es en 1998 cuando retoman la actividad cervecera y agrícola, elaborando una gama fija de 6 cervezas. Actualmente se ubican en la Abadía de San Benedicto, donde continúan su actividad religiosa y cervecera. De entre todas las cerveceras certificadas como “Trapenses” se trata de la que menor producción tiene, y no por potencial de ventas, si no por decisión. Este hecho incita a sospechar que la calidad y el mimo de los lotes que producen son altísimos.


Achel Blond Elabora desde 1998, se servía y se sirve en barril solamente en el bar del monasterio,...
Achel Bruin Elabora desde 1998, se servía y se sirve en barril solamente en el bar del monasterio,...
€0,00 €2,49
€0,00 €2,49
Spinner