Cervezas Brewdog

La cervecería independiente con mayor producción de Escocia

Resumiendo, unos genios dentro del mundo craft y de los negocios. Su manera de asumir el sector y desafiar el statu quo los ha llevado a lo más alto en poco tiempo. La empresa fue fundada en el año 2007, por James Watt y Martin Dickie. La fábrica ubicada en Kessock, Fraserburgh, manufacturó su primera cerveza en abril de 2007, pero el enorme éxito cosechado propició la creación de una nueva fábrica en Ellon, 5 años después. Las instalaciones de Fraserburgh las dejaron como laboratorio para la elaboración de cervezas experimentales. No contentos con arrasar en Europa, decidieron lanzarse a la captura de EE. UU. con la apertura de una fabrica en 2015. Incluso tienen el primer “craft beer hotel” en el mundo. Su siguiente ha sido Australia donde tienen una cervecería en Brisbane. 

Brewdog Punk IPA: la cerveza que empezó todo Esta rebelde receta fue el primer paso que desató la...
Copa elegante, cerveza gamberra Otro de los nombres cerveceros más sonados en el panorama craft mundial es sin...
€2,29
€5,50 €5,50
Spinner


Historia de BrewDog

Año 2007, Fraserburgh, Escocia. A 64 kilómetros al norte de Aberdeen. Martin Dickie y James Watt, dos jóvenes entusiastas de la cerveza, cansados de la cerveza industrial, decidieron elaborar su propia cerveza. Con un préstamo, alquilaron un edificio, lo equiparon y empezaron a hacer cervezas artesanales. Eran pequeños lotes y se encargaban de todo. Producirla, venderla y repartirla.

Su primera gran creación fue la Punk IPA. El éxito asomó cuando comenzaron a exportar a Japón, Suecia y Estados Unidos. Para 2008 se habían convertido en la cervecera independiente más grande de Escocia. Producían cervezas con bastante alcohol comparadas a las que se comercializaban. Eso les provocó ciertos problemas.

La primera cerveza de la polémica fue "Tokyo". Una cerveza de 12% de alcohol. Fue el punto de partida a posteriores provocaciones. Estas se convirtieron en cierta seña de identidad con la que además, se sentían cómodos. 

Empezaron a hacer cervezas con más alcohol. Una 2.0 de "Tokyo", esta vez con 18%. Después la "Tactical Nuclear Penguin" con, nada más y nada menos que, 32% de alcohol. Más adelante, la "Sink the Bismarck" de más de 40% de alcohol y "The End of History" con la que terminó la escalada con sus 55% de alcohol. Este record consistía en una edición especial de 12 botellas forradas con ardillas grises o armiños disecado. Ahora una joya de los coleccionistas. La metodología para conseguir esa graduación fue congelar las cervezas a -20º en vez de tener una fermentación normal. Algo así como una destilación con frío en vez de calor.

Pasaron a cervezas de linea más tradicional en el año 2011 cuando fabricaron una Strong Ale Belga de 28% de alcohol. LA llamaron "Ghost Deer", con fermentación normal, envejecida en barricas de whisky, ron, jerez y bourbon antes de ser embotellada en formato de 6cl.

 

Un modelo de negocio sin precedentes

Llegaron a innovar también en el modelo de negocio, vendiendo microparticipaciones a través de la web. El crecimiento del negocio fue enorme, debido tanto a sus buenas cervezas como a su descarado marketing. 

Watt y Dickie, fueron demandados por una gran compañía y se vieron ciertamente presionados por los bancos y acreedores. Eso les obligó a innovar respecto al modelo de negocio tradicional cervecero. Hacían cervezas diferentes y esa actitud la trasladaron a su forma de administrar la empresa. La innovación. El “Equity for Punks”. Un programa de crowdfunding que consistía en un modelo financiero por el cual cualquier persona aficionad@ a la marca podía invertir en ella, convertirse en accionista y recibir un 10 por ciento de descuento vitalicio en los bares de BrewDog. Como una suscripción de su club cervecero. ¿El resultado? Más de  120.000 personas  se convirtieron en inversores, y por tanto promotores de la marca. Una jugada genial. Repartieron un equity del 22 por ciento de la empresa.

Sus ingresos en el 2019 fueron de 300 millones de dólares, un crecimiento importante con respecto a los 211 millones del 2018. Watt, el mayor accionista de la empresa tiene un 24% que valen unos 480 millones, mientras que Dickie tiene una quinta parte. el 20%, con un valor de unos 400 millones de dólares. Esto en el momento de esta redacción, claro.

Estos emprendedores, con la esperanza de permanecer independientes, han invertido en negocios de mayor margen para continuar financiando la marca: hoteles, viajes aéreos, destilerías, e incluso un servicio de streaming similar a Netflix en el que las personas pueden ver contenidos de bebidas y estilo de vida.

BrewDog Punk IPA, un antes y un después en la cultura craft

La cerveza con la que empezó todo. La primera receta con la que llegó el éxito para BrewDog. La cerveza que repite el título año tras año como la cerveza artesana más vendida en el Reino Unido, que no es poco.

Se trata de una cerveza IPA, es decir, Indian Pale Ale. Un antiguo estilo olvidado y que las compañías de cerveza artesana lo han tomado como una insignia y bandera de el movimiento craft. Las IPAs se caracterizan por su alta cantidad de lúpulo, la planta que da aroma a la cerveza, además de su característico amargor. Con la Punk IPA consiguieron una cerveza extremadamente aromática, una cerveza que puede disfrutarse también con el olfato.

Cervezas rebeldes

Otras de sus cervezas más reconocidas son:

DEAD PONY CLUB. Una West Coast IPA, es decir, una IPA al estilo de California, de color ámbar, más refrescante, con cuerpo y menos amarga, ideal para disfrutar del atardecer en la playa. Una de las cervezas que más se recomienda a quienes no están habituados a la cerveza artesana.

5AM SAINT. Una Red Ale bien cargada de lúpulo, a la que la malta tostada otorga un toque dulce, como de caramelo. Le gustará a quien suela disfrutar de las cervezas irlandesas, suaves y con cuerpo.  Bueno, realmente le gustará a cualquier persona a la que le guste la cerveza.

Las mejores cervezas BrewDog para comprar

De entre toda la gama de cervezas BrewDog, podemos destacar las siguientes:

  • Punk IPA (5.6% ABV): Cerveza tipo ale de estilo americano. Es el buque insignia de la marca.
  • 5am Saint (5.0% ABV): Cerveza tipo red ale.
  • Hardcore IPA (9.2% ABV): Cerveza tipo doble India pale ale, con lúpulo potente.
  • Dead Pony Club (3.8% ABV): Cerveza tipo pale ale de estilo californiano.
  • Libertine Black Ale (7.2% ABV): Cerveza tipo India pale ale negra.
  • Fake Empire (6,2% ABV): Cerveza de estilo Sour IPA.

Pack de cervezas BrewDog

Alguno de nuestros packs tienen a la Punk IPA como protagonista internacional. Es el Pack de IPAs internacionales. Le acompañan la Viven imperial Ipa, la Stone y la Hopus.

Tienes además los packs combinados de IPAS Internacionales (con Brewdog Punk IPA) más Estrella Galicia, Alhambra, San Miguel o Mahou

Si además quieres un pack excepcionalmente presentado y con una audiocata tienes el Pack 'My Tasting Box' de IPAs con la Brew Dog

La copa Brewdog

Algo que quizás no conoces y no has disfrutado es tomar sus cervezas en su propia copa. Esta copa de tulipa de 33cl. es especialmente fina y moderna. La puedes encontrar en nuestra tienda como Copa Brewdog

Una marca concienciada con el medio ambiente

Allá por 2012, los expertos por el cambio climático de la ONU dio a la industria 12 años para transformase y reducir de manera radical su huella de carbono y contaminación ambiental. A BrewDog le daba igual el plazo porque ya estaba entre la visión y misión de la empresa.

Además de reducir la huella de carbono de su cadena de suministros, creó su propio bosque. Los fundadores, Watt y Dickie se lanzaron a comprar más de 2000 acres en Loch Lomond, al norte de las Tierras Altas escocesas. Árboles de hoja ancha y un ecosistema con el programa de acreditación Woodland Carbon Code. Este s ería la sede también de su campamento sostenible en el que organizaban retiros y talleres.