Budejovicky Budvar

Otra lager checa emblemática

Hablar de Budějovický Budvar es referirse a la segunda lager con más solera de la República Checa tras la Pilsner Urquell. Una fórmula ligera y refrescante que nace como respuesta al cansancio por las cervezas alemanas que habían invadido el país a finales del siglo XIX. Su seña de identidad se ha convertido en una lucha encarnizada con su rival y homónima en Estados Unidos, la Budweiser, por los derechos de denominarse 'the beer of the Kings'. 

Budejovicky Un clásico europeo producido desde el año 1785, siguiendo los métodos específicos y los ingredientes más puros para convertirla...
€1,50
Spinner


La historia de ​​Budweiser Budvar

Ciudad de České Budějovice, conocida como Budweis. Fue en el año 1895 cuando el nombre de la ciudad daría su primer paso para posteriormente ser reconocida en el mundo entero. Ese año las cervezas de Budějovický Budvar (conocidas en España como Budweiser Budvar) vieron la luz por primera vez. El poder de la birra es tal que es capaz de extender por el planeta un nombre si el sabor es bueno. Y el de esta Lager estilo checo sin duda lo es. 

La iniciativa de los vecinos para dar portazo a los estilos alemanes resultó ser un gran acierto. Fue la continuación a una tradición a una tradición cervecera enraizada. Ya en el siglo XVI el rey Fernando I de Habsburgo bebía una cerveza producida en la propia ciudad. De ahí el apodo de ‘beer of kings’ (la cerveza de los reyes) que adoptaría la Budweiser Budvar. Los pasos a seguir fueron los de Pilsen, con un estilo similar y un fuerte sabor maltoso, con un amargor tenue y 5 grados de alcohol. Con un dorado amarillo y lúpulos saaz, una de las variedades más conocidad, su espuma es ligera y generosa. Normal que se haya hecho un hueco en la historia de las lager produciendo al año más de un millón de hectolitros de cerveza para todo el mundo.

Budweiser: el nombre de la disputa

La lucha entre la Budweiser estadounidense y la checa se remonta nada más y nada menos que a 1907, aunque ya se habían producido litigios en 1880. La empresa Anheuser-Busch (Estados Unidos) registró ese año la marca. La indignación en la República Checa fue mayúscula. El roce termina con un acuerdo en 1911 que reconoce la denominación estadounidense, pero que indemniza a la cervecería checa y le permitía seguir etiquetando sus botellas con la palabra ‘Budweiser’ y el adjetivo ‘original’.

En el recuento total hay más de 40 pleitos a pesar de que en 1939 y en 2007 se llegó a nuevos acuerdos. Lo curioso es que el nombre de Budweiser, si nos ceñimos a la antigüedad, no correspondería a ninguna de las dos firmas, sino a la checa Budweiser Pivovar, la cerveza con mayor antigüedad con ese nombre. Data de 1795. ¡Vaya tela!

Las cervezas de ​​Budweiser Budvar

¿Dónde comprar ​​Budweiser Budvar?

La Budweiser checa original es relativamente fácil de encontrar en tiendas especializadas. Si quieres que esta emblemática Lager te pique a la puerta de casa, puedes hacer tu pedido en Escerveza