Todo lo que necesitas saber sobre el origen de la cerveza:

1. ¿Cuál es el origen de la cerveza?

Se podría decir que el origen de la cerveza está estrechamente ligado al propio origen de la humanidad, sobretodo de la humanidad a partir de los primeros asentamientos que se originaron en el denominado Creciente Fértil (Oriente Medio), en la baja Mesopotámia, actualmente entre Irán e Irak. Los pueblos que habitaban esas zonas por aquel entonces eran los sumerios, los elamitas y sus vecinos los egipcios.

2. ¿En qué año se inventó la cerveza?

Las primeras evidencias arqueológicas encontradas sobre la elaboración de cerveza datan del 5000 antes de Cristo, y fueron hayadas entre unas ruinas ubicadas en Godin Tepe, el anigua Elam y el actual Irán. Allí encontraron unas pequeñas tablas de arcilla, se cree que eran algún tipo de documento de pago, donde se hacía mención a esta bebida, y en el famoso código de Hamurabi ya se hace referencia a una receta elaborada con el grano del cereal.

3. ¿Quién inventó la cerveza?

Lo que no podemos decir con nombre y apellidos es quién inventó la cerveza o quién fue la primera persona en elaborar cerveza, lo que sí podemos asegurar es quienes eran las encargadas de su elaboración, las mujeres. Durante muchísimos años ellas han sido las grandes salvaguardas de esta gran bebida que tanto nos gusta, y ellas poseían los secretos de su elaboración.

4. ¿Cómo surgió la cerveza?

Lo que sugieren la historia y las evidencias encontradas es que la cerveza surgió por casualidad, es decir, de un acto involuntario que dió como resultado una maravilla de la naturaleza.

Lo que se cree es que en aquella época ya se elaboraba algún tipo de pan o masa hecha con granos de cereales machacados, y lo que pudo pasar es que en algún momento, alguien, dejó esa masa en una tinaja o recipiente sin cubrir, llovió, y el agua que entró en ese recipiente reblandeció aquella masa, la cual fermentó de manera espontánea durante la noche, debido a las bacterias y organismos salvajes que se encontraban en el ambiente, y al día siguiente al ir a coger dicha masa para comerla, se dieron cuenta que estaba completamente en estado semi-líquido.

Para no tener que tirarla, lo que hicieron fue comerla en ese estado y el líquido sobrante bebérselo, ya que les resultó delicioso, dulce, con una ligera acidez y además se dieron cuenta que en cierta manera les revitalizaba y les subía el ánimo, producto del poco alcohol que se había generado por la fermentación. Así fue como surgió la cerveza y por ello estaremos eternamente agradecidos.

5. La cerveza en la historia

Para ver la evolución de la cerveza a lo largo de su historia podríamos hacer esta especie de árbol genealógico:

  • Los sumerios (4000 a.C.): La primera receta escrita. Su diosa de la cerveza, Ninkasi, contaba como las mujeres se encargaban de elaborar pan de cebada especiado y lo dejaban fermentar con agua en tinajas.
  • El antiguo Egipto (1300 a.C.): La mayor potencia cervecera de su época. Llegaron a producir hasta ¡4 millones de litros al año! y la utilizaban como moneda de pago para los trabajadores.
  • Grecia (775 a.C.): El "zythum" o "vino de cebada" era como llamaban a la cerveza en la civilización griega. Los más antiguos la consideraban como la bebida nacional egipcia por excelencia, heredando sus métodos de elaboración y recetas.
  • El Imperio romano (55 a.C.): El Imperio romano mantuvo la cultura de la antigua Grecia y su afición por el vino. Los romanos consideraban la cerveza, o cerevisia como la llamaban ellos, una bebida propia de los pueblos bárbaros con los que estaban en guerra.
  • Edad Media (72 d.C.): Durante el imperio de Carlomagno en el s. IX la cerveza adquirió un gran protagonismo. Se instauró la vida urbana, los mercados y los gremios, y ello propició el comercio y la elaboración de cerveza para su venta. Sin embargo serían los monasterios donde se concentraría la auténtica producción cervecera.
  • Edad Moderna (1500): Los altos impuestos del gruit, mezcla empleada en la elaboración de cerveza antes de la aparición del lúpulo, propiciaron el nacimiento de la Liga Hanseática, un grupo de villas "libres" de la Iglesia del Norte de Europa, que no obligadas al empleo del gruit, comprobaron como el lúpulo era un excelente conservante natural para la cerveza.
  • Reinheitsgebot (1516): O Ley de la pureza alemana fue decretada el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera. ​Se establecía que la cerveza solamente se debía elaborar a partir de tres ingredientes: agua (de preferencia de manantial), cebada malteada y lúpulo.
  • Aparecen las Lager (1559): El s. XVI marcó importantes avances en la industria cervecera, entre ellos el descubrimiento de la baja fermentación y las cervezas Lager. Los monasterios de bávaros comenzaron a almacenar las cervezas fermentadas en bodegas subterráneas manteniéndolas frescas durante todo el año, lo que se denominó proceso de "lagering".
  • Y seguido las Pilsen (1842): Este año es clave para la historia de la cerveza tal y como la conocemos hoy en día. El maestro cervecero alemán Joseph Groll, que estaba trabajando en la ciudad checa de Pilsen, lideró una empresa cervecera local con el objetivo de descubrir una cerveza que pudiera competir con el éxito de las lagers oscuras bávaras. Y vaya si lo descubrió.
  • La revolución industrial (s. XVIII y s. XIX): Con la llegada de la industrialización la cerveza se fue convirtiendo en la bebida del pueblo. El ferrocarril, que la transportaba a todos lados, y la microbiología con el descubrimiento de la naturaleza de las levaduras, y otras innovaciones como el envasado o la refrigeración, extendieron su producción durante todo el año.
  • Nuestros tiempos (s. XX): A partir de los años 70, y especialmente los 80 hasta la actualidad, son cruciales en el devenir actual de la cerveza. La variedad y la calidad resurgen en todo su esplendor. Los norteamericanos reviven las culturas más tradicionales de la cerveza europea, recreando los estilos más emblemáticos, surgiendo así el conocido como movimiento "homebrewing".

6. Origen e historia de la cerveza belga

Para hablar de la cerveza belga tenemos que remontarnos a la época de las primeras cruzadas, en el s. XII, mucho antes de que Bélgica fuera un país independiente como lo es hoy en día. Con el beneplácito de la Iglesia, algunas abadías francesas y flamencas producían y distribuían cerveza como una forma de sustento y financiación. En la actualidad la tradición de las cervezas belgas está muy vinculada a las cervezas Trapenses, tales como Achel, Chimay, Orval, Rochefort, Westmalle y Westvleteren.

Los principales estilos de cerveza belga que caben destacar y que son más conocidos son los siguientes:

  • Belgian Blonde. Estilo relativamente reciente desarrollado para atraer a los bebedores europeos de cerveza Pilsen.
  • Belgian Golden Strong Ale. Desarrollada originalmente por la cervecería Moortgat, tras la II Guerra Mundial, como respuesta al crecimiento en popularidad de las cervezas Pilsner.
  • Belgian Dark Strong Ale. La versión más "fuerte" de la Golden Strong Ale, la mayoría de ellas tienen un perfil muy particular de la propia cervecería.
  • Witbier. La tradicional y clásica cerveza de trigo belga.
  • Dubbel. Originarias de los monasterios de la Edad Media, resurgieron a mediados del s.XIX tras la época napoleónica.
  • Tripel. Estilo popularizado por el monasterio trapense en Westmalle.
  • Lambic. Tradicionales cervezas ácidas de la zona del valle del Senne.

7. Origen e historia de la cerveza alemana

Alemania, al igual que Bélgica, puede presumir de tener una longeva e importante tradición cervecera. Es bien sabido que los pobladores de Germania ya bebían cerveza e hidromiel durante la época de las invasiones romanas. Y, nuevamente al igual que Bélgica, en Alemania la elaboración de cerveza está íntimamente ligada a los monasterios y abadías.

Ya en el s. XIII la elaboración de cerveza pasa de ser algo exclusivo de los monasterios a incorporarse entre la población civil, surgiendo sus primeros maestros cerveceros. En los siglos posteriores, la producción se concentraría ampliamente en Baviera, con Munich como centro neurálgico y sede de uno de los mayores acontecimientos cerveceros sobre la faz de la tierra, el Oktoberfest.

Además de todo esto, Alemania también puede presumir de tener su propia Ley de la pureza alemana y  la cervecería más antigua del mundo, la archiconocida Weihenstephan,  que obtubo en el 1040 el fuero de la ciudad de Freising para producir y servir cerveza, y hasta hoy.

Los principales estilos de cerveza alemana se podrían dividir por regiones. Unas se decantaron más por la elaboración de cervezas ales y otras se inclinaron hacia las cervezas lager. Estos podrían ser sus principales estilos:

  • Weissbier. Una cerveza blanca o cerveza de trigo, típica de Baviera
  • Berliner Weisse. Una ale de trigo que se elabora en Berlín.
  • Helles. Una lager típica de Baviera de color dorado, similar a la Pilsen.
  • Kölsh. Originaria de Colonia, una ale de color dorado y sabor lupulado.
  • Altbier. Una ale típica de Düsseldorf de color ámbar oscuro.
  • Gose. Ale muy refrescante que se produce en la baja Sajonia.
  • Schwarzbier. Cerveza de estilo lager que se produce en Turingia y Sajonia.
  • Bock. Lager cuyo origen está en Einbeck. De color oscuro y fuerte sabor.
  • Dunkel. Una lager oscura con origen en Baviera.
  • Kellerbier. Originaria de Fraconia, conocida como cerveza de bodega.

8. ¿Cuál es la cerveza más vendida del mundo?

Pues aquí va el top ten de las cervezas más vendidas del mundo. Y os vais a sorprender:

  1. Snow. Esta popular cerveza china, fundada el 1994, ostenta tal privilegiado puesto, y es que posee una cuota de mercado mundial del 5,4%.
  2. Tsingtao. La segunda marca de cerveza más vendida del mundo también es china, solo que esta fue fundada mucho antes, en 1903, por un cervecero alemán llamado Jurgen Jakobsen Block, y posee un 2,8% de cuota de mercado.
  3. Bud Light. En el tercer puesto se cuelan los americanos de Budweiser con su cerveza más light, la más vendida de E.E.U.U., y una cuota mundial del 2,5%.
  4. Budweiser. Y seguida está su hermana mayor y la cerveza americana más conocida a nivel mundial, con un 2,3% de cuota de mercado. Por cierto, sabéis de dónde viene el nombre de esta cerveza?, pues si no lo sabéis pasaros por nuestra colección de Budweiser y descrubidlo.
  5. Skol. En quinto lugar está la cerveza más vendida en Brasil, con un 2,1% de cuota mundial. Pero esta popular cerveza carioca nació realmente en el Reino Unido.
  6. Yanjing. Aquí vuelven a colarse los chinos, con esta cerveza y su 1,9% de cuota de mercado. En 1995 esta cerveza se convirtió en la cerveza oficial de China.
  7. Heineken. Y la primera marca de cerveza europea en este ranking es la holandesa Heineken, con un 1,5% de cuota mundial. Esta conocida marca de cerveza fue fundada en 1864 por Gerard Heineken.
  8. Harbin. esta cerveza china posee la misma cuota de mercado que Heineken, y se dice de ella que es la cervecería más antigua de China.
  9. Brahma. La penúltima en discordia también empate en cuota de mercado a las dos anteriores. Es la segunda cerveza más popular de Brasil y fue fundada en 1888.
  10. Coors light. Y para cerrar el palmarés tenemos otra light. Se trata de la canadiense Coors con una cuota del 1,3%.

9. ¿Y la cerveza más rara del mundo?

Aquí podríamos nombrar unas cuantas, por que la verdad es que la imaginación no tiene limites, y la de los cervecer@s no iba a ser menos. Hemos visto cervezas elaboradas con testículos de toro, con fragmentos de meteoritos lunares, con orina, con pelos de barba, con granos de café excretados por un elefante, con cebada espacial y hasta cervezas de Hello Kitty. Pero la que ceo se podría llevar el premio gordo es la End of History de los escoceses Brewdog, que además tambiés es la cerveza más cara del mundo con un precio de 765 dólares. Y eso es porque no sólo pagas el 50% de alcohol que contiene, sino que también estás pagando el envase de la cerveza, que es, nada más y nada menos, que ¡una ardilla o una comadreja disecadas!

The End of History Beer