Cervezas afrutadas

Cervezas con fruta, mucho más que una moda pasajera

Como su propio nombre indica las cervezas con fruta son auqellas a las que se le añade algún tipo de fruta o fruto en el proceso de elaboración. Pueden ser desde cerezas, manzana, fresas, pera, mango, uvas, plátanos, papayas, kiwi o cualquier otra fruta de origen orgánico. Reconocidas en la Guía de Estilos BJCP,  pueden ser ser cervezas Ale o Lager, hasta ácidas como las tipo Lambic.

Lindemans Kriek Cerveza Geuze afrutada con una adición de zumo de cerezas. Una Gueuze es una mezcla de...
A la Duquesa le gustan las cerezas En esta versión Cherry de la gran Duchesse de Bourgogne se...
Una delicia aframbuesada St. Louis Premium Framboise es una cerveza ligeramente dulce, perfectamente equilibrada con la acidez de...
-4%
St. Louis Premium Kriek
Con las cerezas hemos topado St-Louis Premium Kriek se elabora a base de cerveza lambic, complementada con St-Louis...
Double Pasty Imperial Stout para Navidad Al igual que sus NEIPAs, está cerveza de gran espesor contiene coco...
€2,32 €2,32
€3,28 €3,28
€2,54 €2,54
€22,94 €22,25
€3,15
Spinner


¿Qué es una cerveza afrutada?

Las cervezas afrutadas son aquellas en las que durante su elaboración se les añade fruta para aportarles un característico sabor. Pueden ser lager, ale, de trigo… Y no es una moda reciente. Ya se realizaba en China, en el año 7.000 antes de cristo. Allí se elaboraba, por ejemplo, cerveza con miel, arroz, frutos de espino o uvas. También consta su elaboración  en Egipto, con granadas, e introduciendo cerezas en el condado de Kent (Inglaterra). En cambio, la Ley de Pureza alemana evitó que las cervezas afrutadas emergieran en Alemania. No debe confundirse este término con el aroma afrutado que poseen de forma propia algunas birras, como puede ser el regusto a plátano de las de trigo, ya que en su elaboración no interviene fruta alguna.

Características de la cerveza afrutada

Se trata de cervezas con gran intensidad y aroma. Su aspecto suele ser ligeramente turbio y su color se asemeja a la fruta con la que se hayan elaborado. Los sabores evocan a la fruta utilizada en la elaboración, con un importante equilibrio con la malta y el amargor del lúpulo. Su graduación oscila entre los 4 y los 6 grados. Por ejemplo, las más populares suelen ser las belgas de trigo y Lambic. La mayoría son elaboradas con melocotón y frambuesa.

¿Cómo se elaboran cervezas afrutadas?

Su elaboración no dista en exceso de cualquier proceso de elaboración de cerveza habitual. La gran diferencia es que es importante medir bien la cantidad de fruta adecuada. Importante. Se añaden una vez concluida la fermentación primaria para conseguir un macerado óptimo y que no ponga en peligro la elaboración, ya que la aparición del alcohol reduce la posibilidad de que se contamine.

Tipos de cerveza afrutada

Más allá de su clasificación por la fruta utilizada, se pueden catalogar las cervezas afrutadas según su proceso de elaboración y resto de ingredientes empleados. 

  • Kriek belga: Así se llama a la cerveza agria belga a la que se le añaden cerezas. 
  • De trigo: Aquellas cuyo ingrediente principal es la malta de trigo. Un pelín turbias. 
  • De cebada: Cervezas con una elaboración tradicional a la que posteriormente se le añade fruta. Pueden ser tanto de alta como de baja fermentación.

Qué frutas puede llevar una cerveza

No todas las frutas casan con la cerveza. En las cervezas afrutadas lo más común es utilizar frutas silvestres como cerezas y frambuesas. También melocotones, manzanas, grosellas… Y hasta calabazas. Algo importante a tener en cuenta: no se añade demasiada cantidad, ya que se busca un sutil toque.

¿Cuál es la mejor cerveza afrutada? Las marcas más importantes

La Lambic belga afrutada: historia y origen

Se puede usar tal cual: Las cervezas ácidas más puristas (como las Lindemans) son de fermentación espontánea, por el uso de levaduras salvajes cuyo microorganismos hacen magia, aunque otras llevan inoculadas artificialmente esta bacteria que les da un particular sabor a través de una cepa de levadura controlada. También las hay mixtas, menos habituales, donde se mezclan ambos procedimientos. Lindemans o Cantillon son el claro ejemplo de que las cervezas ácidas tienen como origen principal las levaduras salvajes presentes en países como Bélgica.