Fabricante:
St. Bernardus

Origen:
Bélgica

Color: Rubia
Estilo:
Trigo, Witbier
Grado: 5,5 %

 

IBU: 14 
Sabor: Ligero y refrescante



Descuentos especiales por cantidad 

Media caja
(12 uds.)
3% de descuento
Una caja
(24 uds.)
5% de descuento

St. Bernardus Witbier

Código del producto: UDC0296

Disponibilidad:En stock

€1,89   IVA incluido.

St. Bernardus Witbier

Creada en la cervecería St. Bernardus en cooperación con Pierre Celis, el antiguo cervecero de Hoegaarden y responsable del auge de la cerveza blanca (Wit), en la década de 1950. Con esta creación quería volver a elaborar una cerveza con el carácter y las cualidades de su “Hoegaarden” de antaño.

Notas de Cata


Vista: Color blanquecino turbio por el uso de trigo y los restos de levadura. La segunda fermentación asegura la firmeza de su espuma.

Olfato: Abanico de aromas frescos y florales.

Gusto: Sabor ligero y refrescante al primer trago. El uso de especias como cilantro y curasao le aporta frescura y una nota picante.

A principios de 1900, los trapenses huyeron de Mont des Cats, Francia y escaparon a Watou, estableciéndose en la granja 'Patershof', a un tiro de piedra de la cervecería actual. Sin embargo hacia 1930, cuando Francia adoptó una actitud más tolerante hacia las comunidades religiosas, los monjes decidieron cruzar de nuevo la frontera, dejando al cargo de la entonces lechería y quesería, a Deconinck. En 1946 los monjes trapenses de Westvleteren invitaron a Deconinck a preparar y comercializar sus cervezas trapenses bajo licencia, originalmente cubriendo un período de 60 años. Su maestro cervecero se llevó consigo su considerable conocimiento en recetas y la famosa levadura St. Sixtus, y con ello se estableció una nueva cervecería justo al lado del taller de quesos, el cual finalmente se vendió en 1959. En 1992, el acuerdo expiró definitivamente, ya que las cervecerías trapenses habían decidido otorgar la etiqueta "Cerveza trapense auténtica" exclusivamente a las cervezas elaboradas dentro de una abadía. A partir de entonces, las cervezas de la cervecería se comercializaron bajo la marca St. Bernardus. Este período estuvo marcado por la incertidumbre, ya que la cervecería se esforzó por revivir su fortuna e inyectar nueva vida a su marca. Las ventas de cervecerías crecieron de unos pocos cientos de HL. a 40.000, todo gracias al saber hacer y la experiencia que los monjes dejaron en herencia.

St. Bernardus Witbier