Descuentos especiales por cantidad 

Media caja
(12 uds.)
3% de descuento
Una caja
(24 uds.)
5% de descuento

Fabricante:
Van Steenberge

Origen:
Bélgica

Color: Rubia
Estilo:
Pale Ale, Strong Ale
Grado: 11 %

 

IBU: 30 
Sabor: Amplio y penetrante


Boucanier Golden

Código del producto: UDC0030

Disponibilidad:En stock

€2,49    IVA incluido.

La cerveza de los bucaneros

El nombre de esta cerveza proviene de la palabra francesa “boucan”, que era como se le llamaba a una especie de barbacoa de las islas Antillas, especialmente de Haití y República Dominicana.

Los lugareños de estas islas y los desertores españoles que vivieron allí se llamaron a sí mismos “bucaneros”, pues se dedicaban a la caza para asar carne en la bucán. El cambio de significado tuvo lugar en el siglo XVI, cuando los españoles invadieron la isla exigiendo el pago de tributos, y los bucaneros respondieron robando barcos y navíos.

Con esta cerveza Strong Ale se ha querido rescatar este episodio de la historia, ya que los bucaneros sentían predilección por las cervezas de fuerte carácter.

La brasserie Van Steenberge fue creada en el año 1784 en Ertvelde, un pequeño pueblo histórico de Flandes, y es actualmente una de los productores belgas más representativos y extendidos internacionalmente.

Siguiendo la tradición cervecera belga, Van Steenberge ha ido recorriendo los diferentes escalafones del organigrama familiar. Fundada por un obrero belga bajo el nombre “De Peer”, fue dirigida por su mujer durante varios años con la ayuda de un familiar cercano.

Al tiempo, este familiar la heredó y sería el marido de su hija, Paul Van Steenberge quién le otorgó el nombre que ahora ostenta. Posee marcas de gran reputación, como Gulden Draak, Piraat o Augustijn, siendo su punto fuerte las cervezas oscuras y de alta graduación alcohólica.

Una Strong Ale de cabecera


Vista: Color dorado pálido, turbio, de burbuja muy fina pero abundante con espuma generosa y esponjosa, de color blanco y bastante duradera.
Olfato: Aromas abundantes, principalmente afrutados, destacando los matices a malta, levadura y alcohol, con un ligero toque dulzón a caramelo.
Gusto: Sabor amplio y penetrante, se nota claramente al comienzo el alcohol, lo que junto con la acción de la carbonatación, provoca una sensación astringente en boca y acabando con un amargor seco.

 


Boucanier Golden