Descuentos especiales por cantidad 

Media caja
(12 uds.)
3% de descuento
Una caja
(24 uds.)
5% de descuento

Fabricante:
Achel

Origen:
Bélgica (Trapense)

Color: Rubia
Estilo: Belgian Golden
Strong
Grado: 8 %

 

IBU: 20 
Sabor: Afrutado y especiado


Achel Blonde

Código del producto: UDC0004

Disponibilidad:En stock

€2,49    IVA incluido.

Un clásico trapista

Elaborada desde 1998, se servía solamente, y se sigue sirviendo, en barril en el bar del monasterio, aunque a partir del verano del 2001 también se envasa en botella para su venta a todo el mundo.

La Cervecería Achel o Brouwerij der Sint-Benedictusabdij de Achelse Kluis, es una cervecería belga que elabora cerveza trapense, y es la cervecería trapista belga con menor producción de enytre todas las que ostentan este sello. Se encuentra en la Abadía de San Benedicto en el municipio belga de Hamont-Achel. Produce cinco tipos de cerveza trapista, certificadas por la Asociación Internacional Trapense con el sello de «Auténtico Producto Trapista».

La historia de la cervecería se remonta a 1648, cuando unos monjes holandeses deciden fundar una capilla en Achel. Más tarde, en 1686 la capilla se transforma en una abadía, pero fue destruida en el periodo de la Revolución francesa. En 1844, los monjes de Westmalle reconstruyen la abadía en ruinas y se reanudan las actividades agrícolas. La primera cerveza que se elaboró en 1852 era una Patersvaatje y en 1871 el lugar se convirtió en un monasterio trapista, que elaboraba cerveza de forma habitual.

En 1914 durante la Primera Guerra Mundial, los monjes abandonaron la abadía debido a la ocupación alemana. Los alemanes desmantelaron la fábrica en 1917 para apropiarse de unos 700 kg de cobre. En 1998 los monjes decidieron volver a elaborar cerveza. Para la reconstrucción de la fábrica contaron con la ayuda de monjes de la abadía trapista de Westmalle y la abadía de Rochefort.

Un gustazo de cerveza


Vista: Color dorado intenso, algo turbia, con espuma blanca y densa de larga duración.
Olfato: Aromas dulces a fruta fresca y levadura.
Gusto: Sabor balanceado, notas cítricas junto a un leve amargor que terminan con un final suave y afrutado.

Achel Blonde