Stella Artois

Stella Artois, un gigante de la cerveza rubia

Una de las cervezas rubias por excelencia más internacionales. La Stella Artois es la Pilsner belga más vendida del mundo y la cuarta internacionalmente. Su frescor y ligereza lleva más de 600 años deleitando a los paladares cerveceros más exigentes. Ya lo hace en 80 países desde su fábrica de Lovaina. Quién lo iba a decir en 1366, cuando se destapó por primera vez esta birra pensada solo para el verano. Ahora el volumen de producción es de más de 10 millones de hectolitros anuales. Casi nada.

-11%
Copa Stella Artois
La estrella más famosa de Bélgica tiene su propia copa Una copa de tulipa muy original y resistente...
Una lager con mucho estilo La premium lager belga más vendida del mundo y la cuarta marca a...
€5,50 €4,90
€1,23
Spinner


La historia de Stella Artois

Tenía que ser en Lovaina, tierra cervecera por excelencia, donde se cociese a fuego lento una de las mayores tradiciones cerveceras. La primera vez que se tiene conocimiento de la fábrica de Stella Artois, bajo el nombre de Den Horen, es en 1366.  Aún no se llamaba como lo conocemos hoy en día, pero fueron los cimientos (sigue operativa a día de hoy) para una de las mayores exportadoras de birra del mundo. Para el bautismo habrá que esperar hasta 1717, nueve años después de que Sebastián Artois se convirtiese en su maestro cervecero y la marca adoptase su apellido. 

Ahora solo nos falta encontrar el nombre. ‘Stella’. Para ello tenemos que dar un enorme salto en el tiempo hasta 1926. La cervecera Artois lanza una cerveza de temporada pensada en las vacaciones de Navidad con la denominación ‘Stella’, estrella en latín. Todo un éxito, así que acabó comercializándose todo el año. Y así se completó el ciclo. La primera botella exportada en Europa fue en 1930. El crecimiento fue exponencialmente brutal. Tan solo tres décadas después ya era un millón de hectolitros. Y, tras la apertura de una segunda fábrica de la propietaria InBev en 1993, el volumen de producción ascendió a 10 millones a principios del siglo XXI. En la actualidad también se elabora en otros países, como Reino Unido o Australia, para poder satisfacer la demanda de los 80 países donde se comercializa.

Stella Artois, un diseño y nombre identitarios

Más allá del origen del nombre y apellido de esta cerveza (Stella hace referencia a ‘estrella’ en latín y Artois era el apellido del maestro cervecero de 1717), su etiquetado y embotellado resulta muy atractivo. Y también lleno de simbolismos. El diseño, creado en 1988 por David Taylor, incluye una bocina en honor a la histórica cervecera Den Horen y el año 1366, cuando se registró su primera cerveza en Lovaina. También la etiqueta presume de las medallas a la excelencia concedidas a la fábrica belga a lo largo de los siglos XIX y XX. Destaca asimismo la envoltura del marco del nombre, que emula al estilo de arquitectura flamenca.

Un cáliz para disfrutar de la histórica lager

Si algo caracteriza a la Stella Artois es su toque afrutado de malta, un profundo amargor lupulado y ese final personal y seco. No es una lager cualquiera. Por ello el icónico cáliz de Stella es ideal para apreciar en la nariz sus notas florales, además de su hipnótico color dorado. Estas son las bondades de esta tradicional copa empleada durante décadas para degustarla:

  • Boca estrecha: Permite apresar su dulce y afrutado aroma, sin perder un ligero toque terroso.
  • Forma de tulipán: La forma ayuda a que se genere esa deliciosa y blanca espuma.
  • Ángulos perfectos: El diseño permite que la burbuja siga presente para darle ligereza y frescor.
  • Base de estrella Evita que la cerveza coja demasiada temperatura. Estará más fresca durante más tiempo en el recipiente.

Comprar pack de cervezas con Stella Artois

En es Escerveza disponemos de la Stella Artois. y de su vaso de Cáliz pero también es una de las protagonistas del pack Rubias del mundo Vol. 2 junto con la Hofbräu original, la Weihenstephan Pilsner y la Samuel Adams.