Montseny

Montseny, cerveza artesana y natural.

La Compañía cervecera del Montseny nace con la voluntad de ofrecer una cerveza artesana de la máxima calidad: sus cervezas son artesanales y naturales. Montseny es una micro cervecería con una capacidad productiva de 3.000 litros en cada elaboración. Mediante el sistema de elaboración tradicional inglés (con maceración por el método de infusión simple), el proceso productivo es prácticamente manual, con las mecanizaciones básicas imprescindibles. Debido a éstas singulares características de elaboración, se producen cervezas artesanales.

€33,50
Cervezas Montseny. Cervezas narturales La Compañía cervecera del Montseny nace con la voluntad de ofrecer una cerveza artesana...
€42,50
Cervezas Montseny. Cervezas narturales La Compañía cervecera del Montseny nace con la voluntad de ofrecer una cerveza artesana...
€33,50
€42,50
Spinner


¿Qué es Cervezas Montseny?

La Compañía cervecera del Montseny nace con la voluntad de ofrecer una cerveza artesana de la máxima calidad: sus cervezas son artesanales y naturales.

Son una micro cervecería con una capacidad productiva de 3.000 litros en cada elaboración. Mediante el sistema de elaboración tradicional inglés (con maceración por el método de infusión simple), el proceso productivo es prácticamente manual, con las mecanizaciones básicas imprescindibles. Debido a éstas singulares características de elaboración, se producen cervezas artesanales.

Su micro cervecería está especializada en cervezas de la familia de las ALES o de alta fermentación, a diferencia de la mayoría de las producciones nacionales, que son de la familia de las Lager o de baja fermentación.

¿Cómo surgen?

Compartiendo la afición de hacer buena cerveza y una voluntad de aproximar esta bebida a todos los públicos, en el 2007 un grupo de amigos se asocian y constituyen la Companyia Cervesera del Montseny: una microcervecería situada a los pies del Montseny que tiene como objetivo elaborar cerveza de la mejor calidad posible, y que podemos considerar artesana por su método de elaboración, integral por los ingredientes utilizados y natural por el sistema de envasado. Para llevar a cabo sus objetivos, la CCM aprovecha que la microcervecería inglesa Wolf Brewery se vende su maquinaria para comprarle y poder iniciar así su propia producción de cerveza en Catalunya.

Con Pablo Vijande, como cervecero, que había trabajado precisamente a la Wolf Brewery con las mismas máquinas, la CCM empieza a producir cervezas de la familia de las Ale, tal y como aún sigue haciendo la misma Wolf Brewery. Son auténticas Real Ales fabricadas en Seva (Osona) que utilizan únicamente los nobles ingredientes de la cerveza natural.

Su filosofía

En la cervecera del Montseny envasan cervezas naturales, sin pasteurizar. El gas carbónico lo genera de forma natural la levadura que queda contenida en la botella. Se puede decir que son cervezas vivas, que evolucionan con el tiempo. La fermentación alcohólica es una manera tradicional de transformación de los alimentos para alargar su conservación que les permite no adicionar ningún conservante artificial a la cerveza.

Ingredientes cerveceros de primera calidad

MALTA: El malteado es el proceso a través del cual se extraen los azúcares, que luego se convertirán en alcohol, de la cebada o el trigo, entre otros cereales.

AGUA: Es un ingrediente fundamental en la elaboración de la cerveza, ya que hasta el 90% de la cerveza es agua. En la actualidad, la mayoría de los productores tratan el agua para quitar o añadir las sales y minerales que necesitan para producir una cerveza con el carácter que buscan.

LÚPULO: El lúpulo es una planta trepadora silvestre que da a la cerveza su aroma y amargor tan característico. Además, sirve para protegerla y conservarla, impidiendo el desarrollo de microorganismos nocivos. Existen distintas variedades de lúpulo, que tienen distintos grados de aroma y amargor.

LEVADURA: Las levaduras se añaden al mosto en el proceso de fermentación y transforman los azúcares en alcohol y anhídrido carbónico. Las levaduras dan a la cerveza unas características especiales y distintas a las de otros productores. Debido a este ingrediente, las cervezas se dividen en dos grandes familias: las Ale, de fermentación alta, en las que las levaduras actúan a altas temperaturas y además se acumulan en la superficie del mosto (en la parte alta); y las Lager, de fermentación baja, en donde las levaduras actúan a baja temperatura y se depositan en el fondo de los tanques de fermentación.


Algunas de las creaciones más reconocidas de cervezas Montseny

Te invitamos a probar sus cervezas Blat, Malta, Negra, Lupulus, EcoLupulus, Hivernale, Malta Cuvée, IPA, Castanya y Mala Vida, así como las diferentes especialidades que pueden ofrecerte a lo largo de los años.

    ¿Cuál es la mejor cerveza de Montseny?

    De entre su extenso portafolio cervecero, podemos destacar su Montseny Malavida, tal vez una de sus cervezas más icónicas. Una Imperial Stout de alta graduación robusta, densa y compleja. Para los cerveceros más experimentados.

    Nota de cata: Una gran cantidad de malta y largas horas de cocción dan lugar a esta cerveza que no deja indiferente. La cata es dulce y apetecible, a la vez que desprende unos aromas y sabores torrefactos muy acentuados. Mala Vida es una cerveza de copa, ideal para degustarla sola. Temperatura de consumo entre 8º y 12ºC.

    Cervezas Montseny, certificada internacionalmente

    IFS Food es una norma de seguridad alimentaria reconocida por la Global Food Safety Initiative (GFSI) para auditar empresas que fabrican alimentos o a empresas que empaquetan productos alimentarios a granel. Se centra en la seguridad y calidad alimentaria de los productos procesados.

    Esta norma aplica cuando los productos son “procesados” o cuando existe un peligro de contaminación del producto durante el envasado primario. IFS Food es importante para todos los fabricantes de alimentos, especialmente aquellos que producen marca privada, porque contienen muchos requisitos relacionados con el cumplimiento de las especificaciones.

    Cervezas Montseny, cerveza y salud

    La cerveza es:

    Rehidratante. Actualmente la cerveza, sobretodo del estilo Lager, es una de las bebidas más consumidas y una de las más utilizadas para rehidratarse después de finalizar actividades deportivas. Su composición, sus características y su bajo contenido alcohólico la hace una bebida muy beneficiosa para una rápida y efectiva rehidratación y evitar dolores musculares (siempre con responsabilidad y en cantidades moderadas). Además, esta bebida se caracteriza por su marcado efecto refrescante y su poder mitigador de la sensación de sed.

    Previene de ciertas enfermedades. Las personas que consumen cerveza habitualmente de forma moderada presentan una menor incidencia de diabetes e hipertensión (factores de riesgo en la enfermedad cardiovascular) y disminuye el número de ataques al corazón, incluso en hombres con bajo riesgo. Además la cerveza tiene un efecto diurético más alto que el agua y posee acciones estimulantes sobre el funcionamiento del hígado; además de estimular la producción de la bilis.

    Se incluye en la dieta mediterránea. Los bebedores moderados de cerveza siguen el patrón alimentario de la Dieta Mediterránea ya que bebiendo cantidades moderadas favorecen un mayor consumo de proteínas y carbohidratos (incluida la fibra); además de aumentar significativamente el consumo de ácido fólico, vitaminas B, E y D, así como el hierro y el calcio.

    Consumo moderado. La cerveza, al tener cantidades moderadas de alcohol (de 3% al 9% vol.) no llegaría a alterar el sistema metabólico particularmente después del ejercicio. Los bebedores de cerveza poseen hasta un 20% menos de probabilidad de sufrir eventos cardiovasculares mayores. No obstante, al tratarse de una bebida alcohólica, su consumo debe ser moderado.