Leffe

La cerveza de la hospitalidad

El sabor de Leffe es el de la hospitalidad. El origen de una de las cervezas emblemáticas de Bélgica nace en las entrañas de la Abadía de Nuestra Señora de Leffe. Sus monjes, como los de tantas otras abadías, comenzaron con la alquimia de la cebada en 1240 para poder dar a los peregrinos una bebida vigorizante y energética. Siempre eran bienvenidos. Ahora todo ha cambiado bastante a favor de la industria. Actualmente la elabora la icónica cervecería Stella Artois de Leuven tras acordar una comisión para la misma abadía. Lo que sí se mantiene es la sabiduría del arte de hacer cerveza pasada de generación en generación e ingredientes naturales para una gama que va desde las blonde hasta las brown. 

-19%
Copa Leffe
Una copa globo espectacular Esta copa para la cerveza Leffe es una copa de las denominada "globo o...
Leffe Blonde Prueba y saborea una cerveza que se sigue elaborando según la receta de los monjes de...
Leffe Tripel Auténtica cerveza rubia de abadía llena de carácter que experimenta una fermentación secundaria en la botella...
Leffe Brune Descubre y saborea una cerveza con un tradición iniciada en 1240 en Bélgica, es la clara...
€5,50 €4,50
€1,49
€1,69
€1,49
Spinner


Historia de la cerveza Leffe

En 1240 enfermedades como la peste atemorizaban Europa. Corrían como la pólvora y dejaban atrás un reguero importante de muertos. En Notre-Dame de Leffe, una abadía levantada en 1152 cerca de Dinant, vivían los canónigos premonstratenses. Eran unos monjes conocidos por su hospitalidad. Siempre recibían a los necesitados peregrinos con los brazos abiertos. Y decidieron que tenían que tomar cartas en el asunto para ayudarles a combatir las penurias propias de las enfermedades de la Edad Media. Comenzaron a elaborar una bebida vigorizante para los sedientos. Cerveza, cómo no. Así nació la Leffe, con regusto altruista. Decían que la ebullición del agua durante el proceso de fermentación superior mataba todos los gérmenes. Suposiciones médicas aparte, tras un parón durante la Revolución Francesa por el cierre de la abadía, lo que está claro es que su fórmula encandiló a los cerveceros. Hasta el punto de que en 1952, cuando décadas antes se había restablecido la vida monacal en el centro, los feligreses preferían beber una Leffe los domingos que ir a misa. El abad tuvo que tomar cartas en el asunto. Paradojas de la vida, aunque no evitó que se retomara la receta original de 1240. Una tradición que se respeta a día de hoy a pesar de que ahora es en la fábrica de la icónica Stella Artois donde se fragua la Leffe.

Origen del nombre Leffe: una acogedora abadía

La Abadía de Nuestra Señora de Leffe da nombre a esta reconocida cerveza. De allí surgió la receta en 1240. Fue uno de otros tantos lugares religiosos donde triunfó la alquimia de la cerveza durante la Edad Media. Ni siquiera el abandono de la abadía durante siglos por daños naturales y el cierre por la Revolución Francesa frenó la fórmula Leffe. Los monjes regresaron en 102 y cinco décadas después se recuperó la producción de la cerveza siguiendo las pautas tradicionales. Esta vez en una fábrica local cercana a la abadía, en Mont-Saint-Guibert. Desde 1952 Leffe se produce en la fábrica de Stella Artois mediante una licencia similar al resto de cervezas de abadía. Este acuerdo supone que el fabricante debe pagar una licencia a los monjes para poder seguir creando su sutil elixir dorado.

Tipos de cervezas Leffe

El origen de la Leffe está ligado al más puro estilo de blonde belga. Un clásico estilo entre las cervezas de abadía. Su evolución ha permitido a la marca prosperas hacia el mundo de las cervezas tostadas y conseguir un abanico de propuestas amplio en sabores, texturas y matices. 

  • Leffe Blonde
  • Leffe Brune
  • Leffe Tripel
  • Leffe Radieuse
  • Leffe Vieille Cuvée
  • Leffe 9
  • Leffe Ruby
  • Leffe Noël/Kerstbier
  • Leffe Printemps/Lentebier
  • Leffe Nectar
  • Leffe Royale Whitbread Golding

Maridaje para las Leffe

La casa Leff lleva por bandera las cervezas tipo ale. Bien sean rubias o tostadas, resultan un acompañamiento perfecto para una extensa diversidad de platos. Más allá de las carnes rojas, son ideales para degustar quesos suaves y de importante cremosidad como pueden ser el Camembert o el Brie. El toque aromático de Leffe tiene infinitas ecuaciones.

¿Dónde comprar cervezas Leffe?

Es relativamente sencillo encontrar cervezas Leffe en cervecerías y tiendas especializadas. Otra gran opción es comprarlas en Escerveza para que su atractivo sabor llame directamente a las puertas de tu casa.