Lefebvre

Cerveza entre canteras de roca

Unas de las fábricas de cerveza más populares en Valonia, ubicada estratégicamente, para abastecer a los pubs alrededor de las canteras de Quenast y que los numerosos trabajadores, sedientos, pudieran refrescarse. Rápidamente, la red de ventas se extendió a las aldeas vecinas. Actualmente continúa siendo una compañía familiar, heredera del fundador de la cervecería (Jules Lefebvre) y goza de un notable prestigio en el sector con delicias entre su porfolio, apreciadas a lo largo y ancho del planeta.

Barbar Rouge Experimental cerveza gourmet creada en 2019. Al igual que sus hermanas tiene un añadido de miel,...
Hopus Es una creación de la cervecería familiar Lefèbvre, vio la luz en 2008, y una cooperación perfecta...
Barbar Bok En 1998 se creó como cerveza de invierno, recuperando las viejas tradiciones cerveceras de elaborar cervezas...
Barbar Blonde Bebersela es un descubrimiento en sí. Una cerveza original y distintiva cuyos orígenes lejanos se remontan...
Lefebvre Dikkenek, la cerveza presuntuosa ¡Aquí está la primera colaboración Unplugged! Elaborada con un toque exótico y malta...
-19%
Jarra Barbar
Para belga mi jarra Barbãr  Barbãr es una cerveza belga elaborada por la cervecería Brouwerij Lefebvre, ubicada en...
€2,69
€2,59
€2,69
€2,69
€3,65
€5,50 €4,50
Spinner


Historia de cervezas Brasserie Lefebvre

El trabajo en las rudas canteras de Quenast, en Valonia, llevaba a sus trabajadores a la extenuación. Acababan completamente agotados para extraer la preciada roca. Y su elixir de recuperación lo encontraron en una granja muy cercana a su puesto de trabajo. Refrescar a estos sedientos mineros desde 1876 es el origen de la cervecera Brasserie Lefebvre, desde donde surtían de su deliciosa cerveza a los pubs de los alrededores. 

Su éxito pronto extiende sus birras a otros pueblos cercanos. Pero, como a tantas otras cerveceras, los conflictos bélicos mermaron su crecimiento. En la Primera Guerra Mundial los alemanes desmantelan la fábrica para abastecerse de metales y así fabricar más armás y munición. La audacia de Auguste Lefebvre, quien puso en marcha esta cervecera, le lleva a comprar en 1921 unas instalaciones abandonadas en una aldea para continuar con su cerveza. Consiguió de este modo librarse de dos cosas: los alemanes y las inundaciones que se producían en Quenast durante las crecidas del río Sena. La Segunda Guerra Mundial, sin embargo, también les golpearía. La actividad se ralentizó y el racionamiento obligó a producir cerveza baja en alcohol (0,8%). Años difíciles para Lefebvre por la popularidad de las Pilsner y Amber, estilos que no se producían en la fábrica. 

Los Lefebvre se recompusieron. Y en 1960 la segunda generación de la familia pone en marcha dos creaciones: Porph-Ale y Super-Houblo. El golpe maestro llegaría en 1983. En ese año Lefebvre obtuvo la licencia para elaborar cervezas de abadía. Nacieron sus Double, Triple, Prima Melior y Blonde. Las nuevas propuestas y estilos no han parado de aparecer desde entonces, entre los que destacan las Hopus y Barbar. Ya estamos ante la sexta generación de la familia Lefebvre. Su legado continuará llevando la esencia de Valonia por bandera.

Las cervezas de Brasserie Lefebvre

El extenso catálogo de Lefebvre ofrece a los más cerveceros más de 15 interesantes propuestas, entre las que destacan sus cervezas de abadía, Hopus y Barbar. 

¿Dónde comprar las cervezas de Lefebvre?

Si no tienes tiempo para buscarlas en tiendas especializadas, Escerveza te lleva a casa algunas de estas interesantes cervezas de gran calidad. También disponemos de una atractiva jarra de Barbar para hacer aún más agradable la experiencia de la cebada.